In Payments

El equipo de pagos de AMI ha expuesto su primer avance sobre las megatendencias en pagos en la región, en uno de nuestros AMI Payments Coffee Chats. En este artículo ofreceremos una síntesis de los datos más destacados.

Para el interesado, los AMI Payments Coffee Chats son charlas quincenales que reúnen a profesionales de la industria de pagos para discutir temas claves y estratégicos del sector. Puede hacer clic aquí para registrarse a los AMI Payments Coffee Chats. Si bien se suelen llevar a cabo en inglés, usted puede hacer preguntas y comentarios en español.


The LatAm E-Commerce Datapack, 2020-2024

The LatAm E-Commerce Datapack, 2020-2024

Strategic data on market volumes, purchase habits, payment methods, demand drivers and more for 11 countries


Analizando el contexto financiero de Latinoamérica

El AMI Payments Coffee Chat comenzó con un repaso macroeconómico. Como bien observó Lindsay Lehr, directora de la división de pagos de AMI, “los acontecimientos en la industria de pagos están estrechamente vinculados con las condiciones macroeconómicas, tales como el poder adquisitivo y la confianza del consumidor”.

En términos generales, la pandemia de la COVID-19 le costó unos US$841 mil millones del PIB regional a Latinoamérica y el Caribe (ALC). De hecho, ALC sufrió un descenso masivo del 16 % en su PIB.

Si bien hay una recuperación en progreso, no será hasta finales de 2022 que la región de ALC se acercará a su PIB de 2019, el cual era aproximadamente de US$5 billones. De hecho, Latinoamérica y el Caribe no superará su nivel de PIB de 2019 al menos hasta 2023, si bien se pronostica que aumentará en 2024 y 2025 para llegar a casi US$6 billones, según análisis de AMI y la Economist Intelligence Unit.

Las fechas estimadas para que las economías principales de América Latina vuelvan a sus niveles prepandémicos son las siguientes:

  • México: Tercer trimestre de 2022
  • Argentina: Tercer trimestre de 2022
  • Colombia: Cuarto trimestre de 2022
  • Chile: Cuarto trimestre de 2022
  • Brasil: Tercer trimestre de 2024

Se pronostica que Brasil quedará rezagada por varios motivos, entre ellos inflación y la volatilidad de su moneda.

Además, se espera que la Reserva Federal Estadounidense aumente las tasas de interés. Esto tiende a atraer inversión hacia EE. UU. pero no hacia mercados emergentes de ALC, lo cual a su vez puede empeorar la devaluación monetaria en curso.

Las condiciones económicas también están influyendo en la política. Tal como hemos expuesto en otra nota, los latinoamericanos han votado en contra de los políticos de turno, y las administraciones con inclinaciones hacia la izquierda podrían seguir siendo electas en la región. Como resultado, podrían favorecerse las infraestructuras de pagos de bajo costo que sean propiedad del Estado.

Desglose de las 6 megatendencias de pagos en Latinoamérica

La siguiente sección del AMI Payments Coffee Chat se centró en identificar y explicar las 6 megatendencias de pagos en LatAm:

  1. Más allá de Pix: Las transferencias instantáneas de dinero compiten por obtener una mayor cuota de mercado
  2. La iniciación de pagos mediante open banking acelerará la adopción de cámaras de compensación automatizada (ACH, por sus siglas en inglés)
  3. La experiencia de compra se ha vuelto inmersiva
  4. El crédito se está desvinculando de las tarjetas de crédito
  5. Los ahorros tradicionales están en declive
  6. Las criptomonedas están evolucionando hacia el “dólar digital”

A continuación, ofrecemos comentarios y datos clave sobre cada una de estas megatendencias de pagos en América Latina 2022.

N.°1: Las transferencias instantáneas de dinero compiten por obtener una mayor cuota del mercado

Para explicar esta tendencia, empezamos por observar el impacto del exitoso lanzamiento de Pix en Brasil. Pix ha canibalizado el efectivo, las transferencias bancarias y otros métodos de pago, pero aún no lo ha conseguido con los pagos con tarjeta. Todavía es difícil determinar cuál será el efecto de Pix sobre la cuota de mercado de los métodos de pago en general, pero a corto plazo hemos observado que, sin dudas, Pix ha dinamizado el ecosistema fintech en Brasil. “Pix no solo incluyó a nuevos actores en el ecosistema, entre ellos billeteras digitales y habilitadores, sino que también “agrandó el pastel” para todos. Ahora estamos observando un ecosistema digital más diverso, competitivo y dinámico en Brasil”, dijo Lehr.

Según Lehr, Pix ofrece algunas lecciones interesantes para otras regiones. Citó el ejemplo de Costa Rica, donde la funcionalidad P2B (pagos de personas a negocios) a través de su plataforma SINPE Móvil despegó de forma espectacular en 2021, hasta alcanzar casi los niveles de uso de las tarjetas de débito. “SINPE no fue necesariamente diseñado para procesar pagos de los comerciantes —observó Lehr—, sino más bien para los pagos P2P (de persona a persona) y las transferencias generales entre entidades, no necesariamente en el punto de venta. Sin embargo, ahora observamos algunas pymes anunciando agresivamente que aceptan SINPE”, dijo. 

La regulación también desempeña un papel en el éxito de SINPE. En Costa Rica, por ley, los adquirentes deben retener una parte de las ganancias de los comercios a efectos fiscales, lo cual está por encima de lo que los comercios pagan en concepto de los cargos MDR. Los pagos a través del SINPE no están sujetos a esta retención, por lo que los comerciantes piensan que el SINPE es más barato y mejor para sus negocios en general.

A nivel anecdótico, en Americas Market Intelligence hemos observado que esto podría tener un impacto negativo en los volúmenes de tarjetas a largo plazo. Va de la mano con la tendencia de los gobiernos de favorecer la infraestructura del Banco Central, que es de bajo coste y, en su opinión, más democrática. En respuesta, las redes de tarjetas han planteado la siguiente pregunta: ¿Hay suficiente valor en la tecnología incorporada a estas redes para hacerlas realmente seguras y robustas? Esta es la gran incognita a la que se enfrenta todo el sector.

Por su parte, Guatemala es un país en el que los pagos P2P (de persona a persona) podrían ayudar a promover los pagos digitales y transformar las finanzas en general. Guatemala cuenta con la plataforma Fri, una plataforma P2P que pertenece a los tres principales bancos del país que, combinados, poseen una cuota de mercado del 73 %. No se trata de una iniciativa del Banco Central. Fri es propiedad privada. Por lo tanto, es más probable que Fri siga el modelo peruano —por ejemplo, la aplicación P2P Yape, propiedad del mayor banco del país, ha acumulado más de 8 millones de usuarios— que el modelo costarricense. Sin embargo, en AMI pensamos que el apoyo a una red como esta puede contribuir a la disrupción de este mercado, que ha sido muy fragmentado, elitista, exclusivo y básicamente inaccesible para la mayoría de la población. Ahora bien, Fri sigue estando disponible únicamente para los consumidores bancarizados, pero a medida que su uso se expanda y las transferencias digitales se conviertan en una actividad más cotidiana, se volverá cada vez más popular y los bancos se sentirán más presionados a abrir sus rieles a las cooperativas, cajas municipales y fintechs, y así se empezará a crear una red interoperable más robusta. Este enfoque también ayuda a los mercados nacionales a protegerse de las presiones de las fintechs y las grandes empresas tecnológicas internacionales. Como bien sabemos, Novi de Facebook se está centrando en Guatemala, mientras que Revolut está invirtiendo en México y potencialmente esto llegará al resto de la región. La creación de un esquema de pagos local robusto y dinámico, como Fri en el caso de Guatemala, crearía una barrera competitiva para estos actores internacionales.

N.°2: la iniciación del open banking

“Si observamos el panorama del open banking en la región hasta la fecha, Brasil es el claro líder. Lo llamamos una fase avanzada de implementación regulatoria cuando estamos considerando la región”, dijo Lehr. A pesar de los retrasos, la fase n.°3 —en la que se empezó a compartir la información de las transacciones— comenzó en octubre de 2021 en Brasil, y se implementará a lo largo de 2022 en estas diferentes minifases que ha trazado el Banco Central de Brasil.

Uno de los resultados de esta fase n.°3 será que los clientes de Brasil podrán realizar sus compras en línea utilizando Pix directamente, sin necesidad de ser redirigidos a sus aplicaciones bancarias, a través de lo que se denomina un Iniciador de Pagos. Actualmente, si un consumidor utiliza una aplicación de entrega de comida y selecciona Pix en el momento de pagar, se le proporciona un código. Entonces el consumidor debe ir a su aplicación bancaria, abrir Pix, pegar el código, enviar la transacción y volver a la aplicación de reparto de comida, lo cual brinda, con todos estos pasos, una experiencia muy pobre. Sin embargo, la regulación de la banca abierta u open banking permite ahora la “iniciación de pagos”, lo que significa que las entidades no bancarias (como las aplicaciones de reparto de comida y otros comercios) pueden ofrecer pagos con Pix directamente.

En cuanto a México, en 2020 el Banco Central publicó sus primeras normas de la banca abierta. La siguiente fase es la de datos transaccionales, pero está bastante estancada y todavía no hay una cronología claramente establecida para la implementación de esta fase.

“Mientras que, en Chile, en particular, los reguladores están empezando a hablar de proporcionar un plan detallado para la creación de un marco regulatorio para el open banking, en otros países —como Argentina, Perú y Colombia— open banking está siendo impulsada más bien por el mercado”, observó Lehr. Como resultado, los bancos y las fintechs ya se están conectando a través de API para compartir información. Además, Lehr señaló que “entre los principales casos de uso que ya hemos visto se encuentran los bancos, los cuales están aprovechando los canales de terceros para vender sus servicios. Esto los está llevando a integrarse con otras entidades, como las compañías hipotecarias. Los bancos también se están integrando con los concesionarios de autos para ofrecer préstamos para coches. También existen integraciones con cooperativas de crédito y fintechs, sin importar los sucesos regulatorios. Esto está permitiendo una digitalización más rápida, una menor fricción y un mayor acceso a los servicios financieros que forman parte de nuestras actividades diarias en toda la región.”

N.°3: la compra como una experiencia inmersiva

Un estudio reciente de Rapyd ofrece nuevos insights sobre el comercio social y los latinoamericanos, con un porcentaje significativo indicando que prefieren comprar en redes sociales.

Si bien Instagram y WhatsApp cuentan con cuotas parecidas en cuanto a preferencia, Facebook sigue siendo la elección principal entre los consumidores latinoamericanos cuando se trata de comercio social:

Las transferencias bancarias superan todos los demás medios de pago cuando se trata del comercio social realizado por los latinoamericanos:

Según Lehr, “esta preferencia quizás se deba al hecho que ni Facebook ni Instagram cuentan con sus propias soluciones para pagar en línea (checkout). Las empresas tienen plataformas de redes sociales en las que pueden anunciar, realizar mercadeo o hablar con los consumidores, pero no pueden recibir el pago.” Como resultado, “estamos presenciando un fuerte apetito por aprovechar las redes sociales, pero sin una solución intuitiva de pagos”, indica.

Lehr también señaló que el auge del comercio social está conduciendo a que nuevas opciones, tales como compras en vivo (live shopping) y “shoppertainment” (entrenamiento para el comprador), se presenten en Latinoamérica. Esto crearía un nuevo paradigma de interacción entre marcas y consumidores. “Se trata del próximo nivel del comercio social, en el que la gente habla sobre los productos e interactúa con los clientes, parecido a las redes de compra por televisión como QVC en EE. UU.”, dijo Lehr. Rappi se encuentra entre las empresas que están desarrollando capacidades para la compra en vivo y podría posicionarse para convertirse en una plataforma de publicidad digital: un espacio digital en donde las marcas puedan anunciarse y ganar seguidores. Además, las compras en vivo ya representan el 13 % de las ventas por comercio electrónico en China, por lo que compañías chinas tal vez se interesen por introducir sus plataformas para las compras en vivo en mercados como Brasil.

“Este nuevo nivel de interacción con compras requerirá nuevas relaciones para la habilitación de pagos y nuevas alianzas a medida que empresas como Shopify y VTEX invierten en habilitar el comercio en vivo”, pronostica Lehr. “Esta megatendencia también requerirá un método de pago instantáneo e intuitivo o, al menos, un método de pago que sea sumamente fluido”, observó.

N.°4: el crédito se está desvinculando de las tarjetas

Esto está sucediendo de varias maneras. En primer lugar, está el crédito sin tarjeta, mediante el cual Nubank y otros bancos han empezado a crear sus propias experiencias de compra nativas a través de sus propios mercados. “Quieren mantener a los clientes en su aplicación para ser rentables y mejorar su posición financiera. Canalizar el viaje del cliente. Aquí es donde realmente entra en juego una óptima experiencia de usuario”, dijo Lehr.

Nubank se hizo famoso por emitir y ampliar el acceso a las tarjetas de crédito en Brasil. Pero al introducir esta capacidad de la aplicación de compras, Nubank está en una posición muy buena para ofrecer crédito directamente a sus clientes, independientemente de que tengan una tarjeta de crédito o de que utilicen (o no utilicen) las redes de tarjetas de crédito para hacerlo. Nubank ya cuenta con los datos del cliente, el usuario y la interfaz. “Aunque Nubank no ha anunciado que vaya a hacerlo, la empresa está en una posición muy buena para ofrecer directamente el crédito en el punto de venta en la caja, sin involucrar una tarjeta de crédito”, indicó Lehr.

Brasil también cuenta con interesantes fintechs que están ofreciendo productos de crédito que van desde la nómina y los préstamos para automóviles hasta las hipotecas, lo que permite a los consumidores obtener el crédito directamente sin necesidad de una tarjeta de crédito. Además, están los jugadores de “compre ahora, pague después” (BNPL por sus siglas en inglés) que se dedican específicamente a los préstamos alternativos en este punto de venta, buscando a los clientes que no tienen una tarjeta de crédito y que no han podido acceder a estas promociones tan agresivas de los bancos y minoristas que existen en toda América Latina. “Para las empresas de BNPL —dijo Lehr— sus principales objetivos serían los aproximadamente 170 millones de titulares de tarjetas de débito en América Latina que no tienen una tarjeta de crédito. Estos consumidores están bancarizados y digitalizados, pero carecen de acceso a las promociones que vemos comercializar muy agresivamente”, expresó.

El gráfico siguiente muestra el crecimiento potencial con BNPL en dos mercados importantes, México y Brasil:


Ahora bien, la verdadera pregunta al respecto es: ¿cuál es el grado de apalancamiento de América Latina?

He aquí un vistazo a la penetración de las tarjetas de crédito en 2021 en los principales mercados de América Latina frente a los Estados Unidos:

Esta es la relación entre la deuda de los hogares y los activos en 2021 y 2022 en los mercados clave de América Latina frente a los Estados Unidos:

“Los países con baja penetración de tarjetas de crédito y baja relación deuda/activos en los hogares es donde nosotros en AMI creemos que BNPL tiene el mayor potencial disruptivo”, dijo Lehr.

N.°5: los ahorros tradicionales están en declive

Muchos de los desafíos que estamos viendo a nivel macroeconómico —los cuales ya que hemos discutido anteriormente en este artículo— están ayudando a impulsar esta tendencia. “Para los latinoamericanos, los retos que enfrentan hacen que sea más atractiva la exploración de productos de ahorro e inversión alternativos, como las criptomonedas”, explicó Lehr.

Uno de estos desafíos serían las tasas de interés, que se prevé que disminuyan en los próximos años:

Esto hace que poner dinero en una cuenta de ahorro sea mucho menos atractivo para los consumidores latinoamericanos.

Y hay pruebas adicionales en estas proyecciones sobre los índices de ahorro en cinco mercados clave de Latinoamérica:

“Como resultado de esto, el equipo de pagos de AMI espera ver más dinero fluyendo fuera de las economías locales, enviado al extranjero, así como una mayor dependencia de las remesas”, dijo Lehr.

Por lo tanto, es probable que los actores del ecosistema de pagos vean mayores oportunidades en ofrecer a los consumidores opciones de ahorro alternativas que vayan más allá de una simple cuenta bancaria de ahorro y que ofrezcan una mejor tasa de rendimiento.

N.°6: las criptomonedas están evolucionando hacia el “dólar digital

De acuerdo con una reciente investigación hecha por AMI, la cual detallamos en nuestro whitepaper centrado en criptomonedas en ALC, al menos el 8 % de los latinoamericanos han comprado criptomonedas.

A continuación se muestra la penetración de las criptomonedas frente a la penetración de las tarjetas de crédito en cuatro mercados clave de América Latina:

Nuestra investigación indicó que los compradores de cripto tienden a ser

  • Mayormente hombres
  • De edad laboral (entre 25 y 54 años de edad)
  • Tienen un nivel de ingresos alto o medio-alto

Este grupo está más interesado en las criptomonedas para invertir, evitar la influencia del gobierno y proteger sus ahorros.

Otro 18 % de los consumidores encuestados indicaron que son “criptocuriosos” y están interesados en explorar las criptomonedas. Este segmento tiende a:

  • Tener un rango de edad más amplio
  • Presentar un mayor porcentaje de mujeres
  • Tener niveles de ingresos medios

“Los consumidores ‘criptocuriosos’ de ALC están interesados en las criptomonedas para invertir, proteger sus ahorros y utilizar stablecoins para acceder a dólares estadounidenses, dada la volatilidad de las tasas de cambio en muchos países”, observó Lehr.

El análisis de AMI indica que los criptoproductos que proporcionen estabilidad o acceso a una cuenta “dolarizada” tendrán un alto potencial de éxito. Sin embargo, las stablecoins competirán con otros productos que ofrezcan acceso a una moneda estable. Entre las empresas de este segmento se encuentran:

  • Wise, que ofrece un monedero multidivisa
  • Payoneer, con un monedero dolarizado
  • Global66, con un monedero multidólar
  • Bitso, que ofrece la compra de stablecoins
  • Binance, que también ofrece la compra de stablecoins

En 2022 es posible que comencemos a ver cómo la “tarjeta de criptomonedas” ganará una enorme popularidad como forma de facilitar la utilidad en los ‘criptoahorros’.

“En general, el futuro apunta a múltiples sistemas de pago a medida que los consumidores exploran sus opciones todo lo que sea posible. Por lo tanto, las plataformas que habiliten múltiples rieles y tengan el máximo número de casos de uso son las que tendrán las mayores probabilidades de conseguir la máxima fidelidad de los clientes”, indicó Lehr.


La revolución de las criptomonedas en la industria de pagos de América Latina

La revolución de las criptomonedas en la industria de pagos de América Latina

Un reporte gratuito que detalla el crecimiento de criptomonedas, los casos de uso actuales y lo que la industria puede esperar para 2022 y en el futuro


Próximos pasos

Haga clic aquí para acceder a la presentación completa de este AMI Payments Coffee Chat.

Póngase en contacto con nosotros si está interesado en profundizar en alguna de estas seis megatendencias. Nuestro equipo ha realizado más de 400 estudios sobre la industria de pagos en América Latina durante los últimos 20 años, y puede personalizar un estudio para ayudar a su empresa a entender cómo estas megatendencias afectarán directamente a su negocio, así como ayudarle a descubrir las nuevas oportunidades que le podrían traer.

Recent Posts