In Logistics

En 2020, el comercio electrónico seguirá impulsando el crecimiento del mercado de logística de Latinoamérica. Por el lado contrario, una desaceleración en los flujos de intercambio comercial y los problemas de seguridad mermarán el crecimiento en otras partes de este sector. Tal mezcla de tendencias del mercado requiere un método novedoso para su análisis, de ahí que hayamos elegido evocar las imágenes de la clásica película del viejo oeste de Sergio Leone.

Lo bueno

El comercio electrónico está cambiando los patrones de fletes y expandiendo la cantidad y el tipo de vehículos que operan en la entrega de última milla, por ejemplo, en las entregas de productos voluminosos. Se está dando un movimiento para incorporar tecnologías al mercado de fletes que permitan compartir cargas a demanda, con compañías como Ivoy, 99 Minutos, EnvíaYa, Liftit, Cargo X y Truckpad, todas las cuales se están esforzando por satisfacer esta necesidad del mercado. La alta fragmentación de la industria latinoamericana del transporte de carga por camión y los grandes volúmenes de bienes transportados por tierra acelerarán el uso de los mercados de logística.


Get the LatAm E-Commerce Report, 2019-2023

Get the LatAm E-Commerce Report, 2019-2023

Key data factoring in the impact of COVID-19 in 11 markets



Anticipamos un mayor uso de vehículos modernos y eficientes, incluidos vehículos eléctricos, así como entregas por bicicleta y en casilleros, todos diseñados a su propia manera para ofrecer rapidez y ahorros en costos en la entrega de última milla. Dichas tácticas también generan una huella de carbono más pequeña, algo que consumidores, accionistas y reguladores por igual exigen cada vez más.


A medida que el comercio electrónico gane más tracción en los mercados más pequeños de Latinoamérica, aumentará la demanda de tráfico transfronterizo y particularmente de vías directas de Asia a América Latina, a menudo a través de Panamá o Miami. Una mayor cantidad de vuelos transpacíficos para ingresar productos de comercio electrónico abren mayores oportunidades para que los productos perecederos de América Latina lleguen a los mercados asiáticos a tarifas de reenvío competitivas. China se ha convertido en el principal mercado de algunas frutas que se cultivan en la región, con la compra de más del 95% de la cosecha de cerezas de Chile [1] y el reenvío de cerca de 60000 paquetes por día, la mayoría de estos a través de AliExpress [2]. El creciente número de devoluciones y cambios de productos apoyarán a los operadores de logística de mayor valor agregado que administran la reventa en mercados secundarios, la reparación de productos de alta tecnología y la consolidación de devoluciones de vuelta a su punto de origen.

Lo malo

Algunas exportaciones latinoamericanas se verán afectadas por el creciente proteccionismo en el comercio internacional, combinado con un tenue crecimiento del PIB chino, a su vez exacerbado por la amenaza del coronavirus. Además, la interrupción de la cadena de suministro en China —que es el ensamblador mundial de productos electrónicos de consumo— podría causar que se agoten los inventarios de productos de mayor venta. Dado el origen del coronavirus, algunas exportaciones de alimentos a China podrían aumentar a medida que los consumidores chinos más adinerados comiencen a evitar consumir productos alimenticios nacionales. Pero en términos globales, es probable que los flujos comerciales entre China y América Latina disminuyan por un 3% en valor [3]. Después de haberse expandido a un ritmo saludable, se espera que las exportaciones de automóviles de México disminuyan en medio millón de unidades, lo que representa una reducción del 17% [4].

El acuerdo comercial UE-Mercosur se ha topado con algunas dificultades. Austria, Francia y Bélgica han sucumbido a sus propios intereses nacionales y prometen vetar la ratificación del acuerdo comercial. Además, las primeras señales que ha dado del nuevo gobierno peronista de Argentina en materia de relaciones exteriores muestran, en el mejor de los casos, una postura de ambigüedad con respecto a Mercosur, mientras que otros integrantes del nuevo gobierno se oponen a la apertura del sector manufacturero no competitivo de Argentina.


Get help to re-calibrate your 2020 Business Plans

Get help to re-calibrate your 2020 Business Plans

The data and analysis you need to plan for during and after the COVID-19 crisis


Lo feo

El aumento en la incidencia de robos de carga y amenazas a la seguridad personal (de los conductores), principalmente en México, pero también en América Central y partes de América del Sur, está elevando las primas de seguros y los costos globales de logística. En México, más de dos terceras partes de los robos de carga son a vehículos de servicio pesado ​que transportan víveres, aparatos electrónicos y productos farmacéuticos. Puebla, Guanajuato y Tabasco son los estados que registran el mayor número de robos de camiones. El número de incidentes de robo reportados en México aumentó por 15% en 2019 [5]. En Brasil, los productos favoritos de los ladrones incluyen comestibles, aparatos electrodomésticos, aparatos electrónicos y medicamentos. La gran mayoría de los robos de carga en Brasil se concentran en la región sureste del país. En el estado de São Paulo, se registró casi el doble de robos en 2019 que en 2018, según estadísticas publicadas por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de São Paulo para los primeros 10 meses de 2019 [6].


Fuentes:

[1] Asociación de Exportadores de Frutas de Chile

[2] Investigación y análisis de AMI

[3] Análisis de AMI

[4] Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Asociación Mexicana de la Industria Automotriz

[5] Secretaría de Salud Pública de São Paulo

[6] Fundação Álvares Penteado


Use our COVID-19 services to mitigate risk and navigate the crisis

Use our COVID-19 services to mitigate risk and navigate the crisis

An array of free and paid services to help your company



Recommended Posts