In Consumer and Retail

Si bien el crecimiento del mercado de consumo y comercio minorista que se registró en el 2018 en América Latina no fue tan robusto como se hubiera deseado, sin dudas se pudo observar que se han sentado las bases para un 2019 más sólido, por ejemplo:

  • La elección de líderes que favorecen a los negocios en Brasil, Chile y Colombia, entre otros mercados.
  • Una recuperación económica que se traduce en mayores niveles de confianza por parte de los consumidores.
  • Un continuo crecimiento en el comercio electrónico y en el desarrollo de la economía a demanda (como lo demuestra el crecimiento de empresas como Rappi y Uber, entre otras).

Este es un resumen de lo que esperamos ver en 2019 en el mercado latinoamericano de consumo, incluidos los aspectos positivos y negativos, así como los aspectos potencialmente desastrosos.

Lo bueno

Las previsiones revisadas sugieren un crecimiento más robusto del PIB para América Latina en el 2019 y anticipamos un buen potencial de crecimiento para los sectores de consumo y comercio minorista en la región por dos razones clave: a medida que las economías latinoamericanas continúen recuperándose, crecerá la confianza del consumidor, quien cambiará su comportamiento de ahorro por uno de gasto. Las compañías exitosas tendrán que mantener al consumidor y al comprador en el centro de sus estrategias en 2019 y más allá, diseñando productos y facilitando el acceso a los mismos a través de soluciones digitales. Tanto las empresas como las comercializadoras de bienes de consumo empacados (consumer packaged goods [CPG]) deben seguir entendiendo y aprovechando las tendencias disruptivas, tales como las omnicompras que están creciendo a un ritmo acelerado, las mayores expectativas de los consumidores en cuanto a conveniencia, simplicidad y autenticidad de las marcas, y un claro desplazamiento hacia productos y estilos de vida más saludables. Las proyecciones indican que el comercio electrónico –si bien sigue siendo bajo en la región al representar menos del 3% de las ventas minoristas totales– seguirá creciendo a tasas robustas de dos dígitos a lo largo de los próximos cinco años.

Un vistazo rápido de los niveles de confianza de los consumidores en diferentes mercados muestra altos niveles de confianza proyectados en los principales mercados de América Latina para el 2019:

 

Se espera que las perspectivas positivas tanto políticas como económicas para la región sigan impulsando un nivel de confianza positivo, así como un crecimiento en productos de consumo, como se refleja en las proyecciones de ventas para diferentes categorías de productos en América Latina, incluidas las siguientes:

  • Sector latinoamericano de productos de belleza: tasa de crecimiento anual compuesto (TCAC) proyectada de 3,6% hasta 2021
  • Sector sudamericano de aparatos electrónicos de consumo: TCAC del 4,6% hasta 2023
  • Mercado sudamericano de alimentos y bebidas: TCAC del 9% hasta 2023
  • Sector latinoamericano de calzado: crecimiento anual estimado del 3% hasta 2022
  • Sector latinoamericano de bebidas no alcohólicas: TCAC del 3,5% hasta 2021
  • Sector latinoamericano de suplementos nutricionales y dietéticos: crecimiento anual del 8,8% hasta 2023
  • Industria latinoamericana de empaques: crecimiento proyectado del 3,5% hasta el 2021

Lo malo

En lo que resta de 2019, es más probable que los posibles resultados negativos se presenten en mercados específicos, impulsados ​​por cuestiones locales más que por una tendencia macroeconómica que pudiera afectar a toda la región.

Perspectiva de México para 2019: El nerviosismo de los inversionistas en torno a la orientación izquierdista del presidente López Obrador podría provocar una fuga de capital, retos económicos y una desaceleración de las ventas en el sector de consumo y comercio minorista. El nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá deberá ratificarse este año, pero las actuales tensiones entre los demócratas y los republicanos en los Estados Unidos, y las políticas antimigratorias del actual gobierno estadounidense podrían complicar el panorama.

Perspectiva de Argentina para 2019: El país sufrió el impacto de una devaluación del 52% de la moneda nacional y Moody’s pronostica que el país seguirá en recesión hasta mediados del 2019. Las altas tasas de interés también podrían afectar fuertemente al país al limitar la inversión doméstica. Además, hay incertidumbre política en torno al esfuerzo del presidente Macri por conseguir la reelección, que a su vez podría causar incertidumbre económica y traducirse en un año lento o malo para el sector de consumo y comercio minorista.

Perspectiva de Chile para 2019: De continuar la disputa comercial entre Estados Unidos y China, podría observarse una caída en el precio del cobre y, por lo tanto, una desaceleración de la economía chilena. Esto afectaría negativamente al sector de consumo y comercio minorista.

Lo feo

Bajo los actuales regímenes políticos, Venezuela y posiblemente Nicaragua enfrentarán condiciones económicas muy difíciles durante 2019 y, como resultado, todos los sectores se seguirán viendo afectados.

 

Próximos pasos

Contáctenos para explorar cómo podemos ayudarlo a impulsar su éxito en el mercado de consumo y comercio minorista de América Latina. Hemos completado más de 600 estudios en el ámbito de consumo y comercio minorista para producir inteligencia competitiva que ayuda a las empresas a superar a sus rivales y para identificar oportunidades a través del dimensionamiento de mercados, la investigación del conocimiento de la marca, la evaluación comparativa de oportunidades y la investigación de preparación para el mercado, entre muchos factores más

Recent Posts

Understand LATAM Better

Sign up to receive AMI Perspectiva, our LatAm insights newsletter.
Email address
Secure and Spam free...

2019 LatAm
E-Commerce Datapack

The most comprehensive, up-to-date numbers available