In Logistics

A partir de la década de 2010, el comercio electrónico transfronterizo ha mostrado un crecimiento importante, principalmente debido al mayor acceso a Internet por el uso generalizado de smartphones. La gran democratización del acceso a Internet en todo el mundo permitió el crecimiento del comercio electrónico, incluido el comercio electrónico transfronterizo, en países subdesarrollados o en vías de desarrollo, como Brasil.

En su carácter de una relación comercial internacional compleja, el comercio electrónico transfronterizo tiene algunos pilares que posibilitan su existencia, operación y crecimiento. Entre ellos, los productos deben dirigirse a las necesidades de los clientes de países consumidores; las campañas de marketing deben comprender el perfil de los consumidores; los medios financieros existentes para realizar y recibir pagos de productos/servicios; las leyes de importación y sus impuestos; los hábitos de consumo de cada país y, por último, pero no por eso menos importante, la logística involucrada para permitir esta actividad comercial, que, con la pandemia de Covid-19, pudimos constatar que es el pilar más sensible del comercio internacional. Según Accenture, la logística es la principal barrera para la viabilidad del comercio electrónico transfronterizo, donde la entrega es el principal factor de inquietud para los consumidores cuando compran en comercios internacionales.

Con una población de aproximadamente 210 millones de habitantes, Brasil es un mercado clave para los grandes marketplaces globales, y según una encuesta realizada por Ebit y publicada en el informe Webshoppers, entre las personas que realizaron compras en línea en 2021, el 68% dicen que también realizaron compras en comercios internacionales. Según el Informe Neotrust 2020, AliExpress, Wish, Amazon Gearbest y eBay se destacan entre los sitios web más socorridos por los brasileños para hacer compras. Además, según un estudio desarrollado por Ebit/Nielsen y publicado por Bank of America, el valor bruto de las mercancías transfronterizas en Brasil se estima en USD 4.800 millones, o alrededor del 21% del comercio electrónico total del país.


Cómo compran los brasileños por internet

Cómo compran los brasileños por internet

Una infografía detallando sus tendencias y preferencias en cuanto al comercio electrónico


La logística del comercio electrónico transfronterizo en Brasil

El flujo logístico de estas transacciones internacionales consta de varias etapas: bodega del proveedor, bodega en el extranjero, puerto de origen, transporte internacional, puerto de destino, central aduanera, centro de distribución doméstico y tienda/cliente. Los grandes comerciantes como AliExpress, Amazon y Wish cuentan con operaciones logísticas robustas que involucran tanto a varios socios tercerizados como sus propias operaciones; por ejemplo, el grupo Alibaba (propietario de AliExpress) tiene su propia rama dedicada a la logística, Cainiao. Según Ti Insight, el servicio postal brasileño (Correios) y AliExpress han establecido una asociación desde 2014 para fomentar la relación comercial entre los dos países.

El periodo de transporte internacional sumado al periodo que tardan de todos estos trámites internos de liberación de la mercancía y distribución por parte del servicio postal hace que las compras transfronterizas tengan un plazo de entrega prolongado, lo cual puede ser uno de los principales impedimentos para que los consumidores opten por esta modalidad. Como resultado, los principales actores han invertido cada vez más en sus operaciones de logística. Según Infomoney, en 2021 AliExpress invirtió en sus propias operaciones de logística con cuatro aviones fletados semanalmente para el tramo entre Brasil y China. Además, cuando el cliente elige el método “AliExpress Direct”, Cainiao identifica las diferentes compras de los usuarios y las reúne en un solo paquete en los centros de distribución, con lo que integra a proveedores de diferentes países para mejorar la experiencia del cliente.

Los tiempos de entrega varían según el modo elegido en el sitio web del comercio. Por ejemplo, si el día de hoy simulamos la compra de un aparato electrónico que vale BRL 75, se ofrece la opción de envío gratuito a través de AliExpress Standard Shipping (operado por Cainiao en el tramo internacional y por el servicio postal dentro de Brasil) con un plazo estimado de entrega de 38 días. Sin embargo, también existe la opción de envío por mensajería (DHL) con un tiempo estimado de 12 días, pero el costo de envío es de BRL 531 (es decir, 7 veces el valor del producto).

Cuando las mercancías llegan a Brasil, éstas se envían a los centros de aduanas de la Administración Tributaria Federal de Brasil (Receita Federal) antes de ingresar formalmente al país. Estos centros están ubicados en São Paulo, Río de Janeiro y Curitiba, y las mercancías se reparten entre cada uno de ellos en función de las características del producto. Según The Paypers, Curitiba actualmente es el centro principal y recibe más de 300.000 paquetes al día. A su llegada, las mercancías pasan por una serie de inspecciones, que incluyen desde radiografías hasta revisión de la factura y la declaración de contenido, antes de liberarse para su entrega.

Correios colabora con la Receita Federal en la liberación de aduanas de mercancías importadas con base en el “Régimen de Tributación Simplificada” (RTS) para mercancías internacionales con valor en aduana (valor del producto + valor del flete + valor del seguro) de hasta USD 3.000, previo pago del impuesto de importación (60%) y del impuesto sobre la circulación de bienes y servicios (ICMS), el cual varía según el estado de destino de la mercancía. Además, el servicio postal de Brasil instituyó el “Despacho Postal”, que es una tarifa que se cobra por los servicios de manejo en aduanas de paquetes internacionales importados, la cual debe pagar el consumidor final para que Correios libere la mercancía para su entrega. A pesar de todas las reglas, la Receita Federal no puede inspeccionar todos los productos que llegan a la aduana y, por lo tanto, algunos pasan sin ser gravados. Según Labs, en 2020, los funcionarios federales auditaron sólo el 2,6% de todos los envíos postales transfronterizos y más del 90% de los envíos auditados tuvieron que pagar impuestos posteriormente. Según un artículo de UOL, el criterio para determinar si la mercancía se inspecciona o no a menudo es el tamaño y el peso de la caja.

Para mercancías con un valor en aduana superior a USD 3.000, Correios sólo realizará el transporte. En este caso, el destinatario deberá contratar a su propio agente aduanal para la liberación de aduana y el pago de otros impuestos, tales como el impuesto de importación, el impuesto sobre productos industrializados (IPI) y las contribuciones al Programa de Integración Social (PIS) y el Aporte al Financiamiento de la Seguridad Social (COFINS) por actividades de importación, además del ICMS del estado de destino.

Según Statista, el servicio postal de Brasil (Correios) es el principal servicio de mensajería de paquetes con una participación de mercado del 51% en comercio electrónico transfronterizo y también local. Le siguen TNT y TotalExpress, ambos con una participación de mercado del 6%, y Directlog (3%), Jadlog (3%) y Gollog (2%).


Latin America Logistics 2022: The Good, the Bad and the Ugly

Latin America Logistics 2022: The Good, the Bad and the Ugly

Demand fluctuations, cross-border e-commerce, sky-high carrier rates and profits, labor and equipment shortages, and Central Bank interest rate hikes will all play a role in the logistics landscape


Costos de envío al alza

Según el Fondo Monetario Internacional, aunque hay algunas empresas que transportan paquetes por vía aérea para mejorar la experiencia del cliente, más del 80 por ciento de los bienes comercializados en el mundo se transportan por vía marítima y el impacto de la pandemia subrayó lo crucial que es el comercio por contenedores marítimos para la economía mundial. El resultado de los retos que impuso la pandemia fue que el costo de enviar un contenedor se multiplicó por 7 en los 18 meses posteriores a marzo de 2020, lo cual tuvo un impacto directo en el precio final de las mercancías, y más aún en las mercancías gravadas, ya que se suma el valor del flete para calcular el valor en aduana, que es la base para calcular el gravamen de impuestos.

Aparte del transporte marítimo, las consecuencias de la pandemia de Covid-19 y el alza en los precios de combustibles también incrementaron los precios de la carga aérea. Además, el conflicto entre Rusia y Ucrania también afectó el espacio aéreo de la región y, en consecuencia, la operación de vuelos.

El lado positivo

Todas estas consecuencias se suman e impactan el valor final de los productos adquiridos a través del comercio electrónico transfronterizo. Sin embargo, según el informe de resultados trimestrales de Alibaba, se registró un crecimiento anual del 24% en el comercio electrónico minorista internacional. Esto indica que, incluso a pesar de todos los problemas que ha habido en los últimos años, el comercio electrónico transfronterizo sigue creciendo con fuerza y hace que cada vez se vuelva más evidente la necesidad de contar con socios y expertos en la estructuración y realización de operaciones.

Recommended Posts