In Logistics

Es un hecho bien documentado que el confinamiento provocado por la pandemia COVID-19 aceleró la adopción del comercio electrónico en América Latina. Algunas cifras preliminares indican lo siguiente:

  • Crecimiento del 70% en los volúmenes de comercio electrónico doméstico físico en toda América Latina en 2020
  • Crecimiento del 30% en los volúmenes de comercio electrónico transfronterizo en América Latina en 2020
  • Crecimiento del 500% en la entrega a domicilio de comestibles y medicamentos en 2020 en América Latina
  • Un estimado de 50 millones de consumidores de América Latina probaron el comercio electrónico por primera vez en 2020

Este crecimiento ha resultado rentable para casi todas las empresas de logística y cumplimiento de pedidos (fulfillment) que atienden al mercado del comercio electrónico en América Latina; al fin y al cabo, todos los barcos flotan cuando sube la marea. Sin embargo, este movimiento tectónico plantea nuevas interrogantes, cuyas respuestas tendrán implicaciones estratégicas para el futuro de los actores de la industria de servicios logísticos en América Latina. En AMI, hemos identificado cinco importantes oportunidades para los operadores de servicios logísticos de la región.

N°1: La telemedicina acelera la entrega a domicilio de medicamentos

Al igual que todas las demás tiendas físicas, los establecimientos retail dedicados a la venta de productos farmacéuticos tuvieron que pivotar hacia la entrega a domicilio después de que el confinamiento los obligara a cerrar sus puertas. En México, Farmacias del Ahorro —una cadena de farmacias líder— duplicó su oferta de entrega a domicilio y quintuplicó las ventas en línea en 2020 en comparación con 2019. Parte de ese crecimiento provino de atender la nueva demanda generada por la telemedicina. Aunque ya se había empezado a desarrollar antes de la pandemia, la telemedicina explotó durante el confinamiento. Al no poder recibir a pacientes en sus clínicas y consultorios, los médicos empezaron a dar diagnósticos y asesoría por Zoom o por teléfono, y a expedir recetas médicas que luego se surtieron en línea a través de las farmacias.

La pandemia fue la pista de despegue que necesitaron los actores puros de telemedicina en línea para ganar terreno. Ahora proliferan. Empresas como Doctorya, 1doc3, teledoc y virtualdoctor son sólo algunas de las más de 20 nuevas empresas que han surgido en la región, la mayoría de ellas centradas en un solo mercado nacional, aunque algunas ya han empezado a intentar ganar clientes en diferentes países. Las consultas médicas en línea no son un concepto nuevo en América Latina: han existido desde hace una década, pero ahora son algo más que tan solo una herramienta de medicina rural patrocinada por el gobierno. La consulta médica en línea es hoy la corriente principal en las ciudades latinoamericanas, especialmente entre los consumidores más jóvenes. En Colombia, 1doc3.com cuenta con más de 500 médicos y ha atendido a más de un millón de clientes, la mayoría de ellos urbanos y jóvenes. Uno de sus segmentos más prometedores son los jóvenes (menores de 18 años) que buscan consejo sobre enfermedades de transmisión sexual (ETS) y otros temas tabú sobre los cuales no pueden consultar a médicos en persona sin estar acompañados por padres o tutores. 

La reputación de estos proveedores de servicios médicos en línea está estrechamente vinculada al éxito en el surtido de recetas médicas. Dado que no pueden predecir la geografía de sus clientes en un país determinado, sus socios proveedores de servicios logísticos tienen que ser capaces de hacer entregas a todo el país. Eso limita con quién pueden asociarse.

¿Por qué es una oportunidad? Antes de que proliferara la telemedicina en línea, las propias farmacias eran las encargadas de surtir la mayoría de las recetas médicas, pero la naturaleza geográficamente agnóstica del canal en línea requiere una estrategia más centralizada de cumplimiento de pedidos a nivel nacional que aproveche las sucursales de las farmacias y las capacidades de entrega de las empresas de logística.

Para atender a este mercado, es necesario que los actores de la industria de logística entiendan los requisitos de servicio de la medicina en línea, de las farmacias y del sector público para que puedan entregarles los medicamentos a los pacientes. También necesitan conocer las respuestas a las siguientes preguntas clave, entre otras:

  • ¿Qué tan grande es esta oportunidad y qué tan rápido crecerá?
  • ¿Quién impulsa el negocio entre la telemedicina en línea, los médicos tradicionales, las farmacias y los hospitales privados y públicos? ¿Cuáles son las necesidades de cada uno de ellos?
  • ¿Cuál es el entorno regulatorio que rige a la telemedicina y cómo es probable que cambie?

N°2: Continuo crecimiento de los comerciantes electrónicos domésticos

Todos los establecimientos minoristas formales tienen que adoptar el comercio electrónico, o bien, correr el peligro de extinguirse. Ese mensaje lo aprendieron a la mala millones de pymes del sector minorista en América Latina el año pasado. La creación de un servicio de logística que sea rentable y expansible para estos pequeños y a menudo poco sofisticados establecimientos minoristas es uno de los más grandes retos y una de las más grandes oportunidades que hoy en día enfrentan los proveedores de servicios de logística de la región. Los pequeños establecimientos minoristas y los comerciantes puramente electrónicos batallan por obtener algún margen de utilidad cuando venden a través de Amazon, Mercado Libre o Alibaba debido a los elevados costos de publicidad que cobran dichas plataformas por colocarlos al principio de las listas de resultados de las búsquedas.

La llegada de Shopify y otros proveedores de soluciones que ofrecen una plataforma de comercio electrónico para pequeños establecimientos minoristas se recibirá y aceptará con los brazos abiertos en los próximos años. Aunque representan una oportunidad de menor tamaño que la de atender a las grandes plataformas de comercio electrónico, lo cierto es que estos pequeños establecimientos minoristas están desatendidos y dispuestos a pagar por servicios de logística y cumplimiento de pedidos de comercio electrónico.

El rápido crecimiento de algunos pequeños comerciantes electrónicos que han llegado a convertirse en empresas mucho mayor tamaño en menos de un año es un buen augurio para la creación de comerciantes electrónicos de tamaño mediano que representen blancos aún más atractivos para los proveedores de servicios de logística. Otro grupo de clientes de elección es el conformado por establecimientos minoristas medianos que no hacían o que hacían muy pocas ventas en línea antes de la pandemia de COVID, pero que hoy manejan volúmenes importantes a través del comercio electrónico. Estos incluyen los supermercados y las tiendas departamentales.

¿Por qué es una oportunidad? Estas empresas se están viendo en dificultades para atender la demanda, no solo a nivel de cumplimiento de pedidos, sino también en la administración de inventarios, proveedores y aduanas (en caso de que importen productos).

N°3: Los nuevos competidores de la industria de servicios logísticos: las plataformas de comercio electrónico y los establecimientos minoristas

Mercado Libre, Magazine Luiza, Wal-mart, Falabella y Grupo Éxito han tomado medidas para lograr una integración vertical de los servicios de logística y cumplimiento de pedidos, con el fin de ayudar a mejorar el control de calidad de entrega a los compradores, ya que es un ingrediente esencial para una buena experiencia del consumidor, así como para mejorar sus márgenes operativos.

Las medidas que han tomado Mercado Libre y Amazon en el ámbito de la logística se han centrado en la apertura de nuevos centros de distribución, lo que ha facilitado que el mercado realice la gestión completa del inventario del vendedor con el objetivo de atender a un mayor número de clientes con envíos en dos días. Sin embargo, Mercado Libre fue un paso más allá y lanzó servicios aéreos en México y Brasil por medio de aviones alquilados. El éxito (o fracaso) de estos esfuerzos de integración vertical contribuirá a dirigir e impulsar el comportamiento de otras empresas que estén considerando copiarles la idea. Esta es ahora una amenaza existencial para las empresas de servicios logísticos que han confiado en los mercados electrónicos y en los establecimientosminoristasomnicanal para impulsar su crecimiento.

¿Por qué es una oportunidad? A los proveedores de servicios de soporte, tecnología y bienes raíces les conviene más que haya más actores con buen financiamiento en el sector de logística a que haya pocos.

N°4: Cumplimiento de pedidos de comercio electrónico a nivel nacional

La pandemia de COVID-19 no sólo ha ampliado el mercado del comercio electrónico en América Latina, sino que también ha cambiado su foco de atención. La mayor parte del nuevo crecimiento que se ha observado en este mercado desde marzo de 2020 ha sido por compras de menor importe y mayor frecuencia, como alimentos, artículos para el hogar, entretenimiento y bienes tecnológicos. El modelo comercial de los grandes actores de la industria de logística que cuentan con una gran cantidad de activos y se centran en el ámbito internacional no está bien posicionado para un mercado doméstico impulsado por el comercio electrónico. Para que puedan competir en los mercados domésticos de comercio electrónico de América Latina, es necesario que empresas como FedEx, UPS y DHL bajen sus costos variables de cumplimiento de pedidos.

¿Por qué es una oportunidad? La demanda de comercio electrónico doméstico —que se estima creció en un 70% en 2020— ha llegado para quedarse. Gracias a los 50 millones de nuevos consumidores que ahora cuentan con experiencia en comercio electrónico, una masa crítica de compradores hará que siga creciendo la demanda conforme los salarios se vayan recuperando. Las empresas que puedan encontrar un modelo ágil en costos que les permita ofrecer cumplimiento de pedidos en plazos de 2 horas hasta el mismo día con una variable de bajo costo disfrutarán una trayectoria de crecimiento a largo plazo. Para algunos de los proveedores de servicios logísticos que lideran en la región, esto significa cambiar su modelo comercial y crear asociaciones con subcontratistas y proveedores a pequeña escala (como el modelo de Uber). No será fácil llevar a cabo esta transición y mantener a la vez la calidad y el cumplimiento regulatorio.

Para que puedan encontrar el método adecuado, estos actores de legado tendrán que encontrar la respuesta a las siguientes preguntas estratégicas:

  • ¿Cuáles son los costos del cumplimiento de pedidos en estos modelos comerciales más ágiles?
  • ¿Cómo lograron crear dicha estructura de bajo costo?
  • ¿Qué haría falta para replicarlos o comprarlos?
  • ¿Cuáles son los obstáculos legales para implementar un modelo comercial basado en contratistas?

N°5: Cumplimiento transfronterizo de pedidos de comercio electrónico en Centroamérica y el Caribe

Antes de la pandemia había una barrera de confianza para muchos latinoamericanos, especialmente cuando se trataba de utilizar sus tarjetas de crédito y débito en línea para realizar compras. La confianza también era una barrera para los comerciantes estadounidenses de comercio electrónico, ya que estaban renuentes a aceptar tarjetas de crédito emitidas en países de América Latina y el Caribe (ALC). El confinamiento generado por la pandemia de COVID obligó a ambas partes a sentarse en la misma mesa.

¿Por qué es una oportunidad? El año 2020 ayudó a reunir a compradores y vendedores reacios al comercio electrónico. Para los clientes de pequeños mercados de ALC, las compras transfronterizas suelen ser la única opción, un hecho que no es probable que cambie. A medida que se vaya reestableciendo el poder adquisitivo de estas economías dañadas, el tráfico transfronterizo irá creciendo junto con él. El modelo comercial más competitivo que atiende a estos clientes es el de los apartados de correos en Estados Unidos, que consolidan las compras en línea en Miami para después hacer los envíos por vía aérea a través de aerolíneas comerciales. Los volúmenes de importación vienen dictados por los umbrales mínimos establecidos en cada mercado de destino. Dicho modelo permite que se eviten la mayoría de los aranceles de importación. Competir con estos modelos sigue siendo el reto más apremiante para otros actores que desean captar el crecimiento en el cumplimiento de pedidos transfronterizos.

Un cambio sin precedentes

Los proveedores de servicios de logística, las empresas de servicios de soporte y los proveedores de tecnología todavía están asimilando el apabullante ritmo de cambio que ha experimentado la industria de logística latinoamericana a lo largo del último año. El mercado cambiante está más lleno de oportunidades que de amenazas, pero para maximizar las primeras y minimizar las segundas se requiere una nueva lectura del mercado, así como pensamiento externo que rompa con las antiguas formas de hacer negocios que probablemente no resultarían eficaces bajo las nuevas condiciones del mercado. Ahí es donde AMI puede ayudar.

Contáctenos para conocer más acerca de cómo podemos ayudarle a hacer crecer su negocio a través de inteligencia de mercado estratégica que puede ayudarle a descubrir nuevas oportunidades, mejorar sus procesos y generar nuevos clientes potenciales.

Recent Posts